<< Recuerdos del futuro

El enigma zombi >>

Mothman: la última profecía, John Keel
1975 (2002)

Los hechos que describe este libro se remontan a finales de 1966 y tuvieron lugar en Point Pleasant, Virginia. Todo empezó el 15 de noviembre, cuando dos matrimonios jóvenes fueron testigos de algo “imposible” cerca de una fábrica de explosivos abandonada. Los señores Scarberry y Mallette contaron que, paseando por sus inmediaciones en un automóvil, vieron dos círculos rojos, como ojos, que los estaban siguiendo.

Al fijarse mejor, casi se mueren del susto. Una imponente figura humana de casi dos metros de altura, piel grisácea y dos enormes alas a la espalda los estaba acechando. Aquello –fuera lo que fuese- desplegó sus alas e inició una persecución que se prolongó hasta el pueblo. Otros encuentros con aquel ser se produjeron aquel mismo mes, y la prensa local enseguida se hizo eco del fenómeno. Pero entonces ocurrió algo que hizo que todos se olvidaran del “hombre polilla”: el puente de Point Pleasant que cruzaba el río Ohio se hundió la tarde del 15 de diciembre, en plena hora punta de las compras de Navidad. 37 coches y camionetas se vieron afectados. 31 se hundieron. Murieron 46 personas.

De un modo u otro, John Keel, el autor de este ensayo, creyó que aquel accidente estaba ligado a las apariciones del “Mothman” y siguió investigando. Desde entonces, no han dejado de pasar cosas extrañas cada vez que se ha hablado del “hombre polilla”. Dos años después de que este libro fuera llevado al cine, en el otoño de 2004, la esposa del director del filme, Mark Pellington, fallecía en Los Angeles justo antes de que una serie de artículos que la mencionaban como investigadora del filme apareciesen impresos. Incluso coincidiendo con la emisión de la película en EE.UU. por televisión, otros puentes se hundieron “por casualidad”, como el que unía St. Paul y Minneapolis en 2007.

Emitido en Cuarto Milenio (28 febrero 2010, programa nº 21, 5ª temporada)

Keel adoraba esta clase de coincidencias. En cierto modo era lo que se dice un tipo extraño. Fumaba en pipa y conducía un viejo deportivo amarillo. Era pesimista por naturaleza y creía que nuestra especie estaba controlada por una Inteligencia Suprema. Pero, sobre todo, fue un gran contador de historias. Empezó a escribir para una revista de magos aficionados a los doce años, y a los 16 ya se ganaba su primer dinero como columnista. Durante la II Guerra Mundial estuvo destinado en Alemania y se hizo popular con un programa llamado “Cosas en el cielo” que llegó a retransmitirse incluso desde la Gran Pirámide. Una de sus últimas historias favoritas tenía que ver con un viejo amigo suyo al que un buen día invitó a comer a un restaurante de Nueva York. Pasaron la tarde juntos recordando los viejos tiempos y disfrutando de la velada. Días más tarde, Keel supo que su amigo llevaba muerto más de un mes.

John Keel falleció el 3 de julio de 2009, a los 79 años de edad.

Posdata: Pocas investigaciones paranormales han terminado siendo tan aceptadas por la opinión pública como la de Keel sobre el Mothman. En Point Pleasant puede verse hoy un monumento que recuerda el paso de su misterioso monstruo.

<< Recuerdos del futuro

El enigma zombi >>

+ archivo de «Los Libros Malditos de Hoy»:

El Exorcista, William Peter Blatty, 1971 - Cuarto Milenio - programa 5x03 -
La crónica de Akakor, Karl Brugger, 1976 - Cuarto Milenio - programa 5x06 -
El caso de los OVNIS, Morris K. Jessup, 1955 - Cuarto Milenio - programa 5x09 -
Recuerdos del futuro, Erich von Däniken, 1968 - Cuarto Milenio - programa 5x12 -
Mothman: la última profecía, John Keel, 1975 (2002) - Cuarto Milenio - programa 5x21 -
El enigma zombi, Wade Davis, 1987 - Cuarto Milenio - programa 5x24 -
El retorno de los brujos, Louis Pauwels y Jacques Bergier, 1960 - programa 5x27 -
El misterio de las catedrales, Fulcanelli, 1926 (1967) - Cuarto Milenio - programa 5x29 -

+ sobre Javier Sierra:

Página web oficial de Javier Sierra

ikerjimenez.com