Juan Villa: “De pequeño hacía dibujos de naves voladoras, monstruos y planetas imposibles...”


Entrevista a Juan Villa, por Iker Jiménez | 31 diciembre 2013
Una tienda con tus productos. ¿Por qué ahora? ¿qué te ha decidido?

Lo cierto es que nos hemos especializado en grandes piezas para televisión, museos, teatro o exposiciones, pero con La Nave del Misterio nos ocurrió que de repente recibíamos correos de seguidores preguntándome por piezas pequeñas, replicas de todos los objetos maravillosos que salen en el programa. Después del éxito abrumador de la Exposición de Cuarto Milenio y la cercanía con la gente, que valoraba este tipo de artesanía, nos animamos a prepararlo todo.

¿Cuándo y por qué comenzó tu andadura en la nave del misterio?

Pues he de confesarte Iker, que yo veía el programa desde mi casa entusiasmado por ese mundo de cosas desconocidas y fantásticas que desde niño me atraen. Allá en la tercera temporada yo colaboraba con la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses con la exposició Criminalizarte, muy en la línea del programa la verdad. Paco Perez Caballero vino a grabar la exposición para el programa y ahí comenzó una mágica y maravillosa experiencia.


¿Qué sientes al ver tus creaciones a la venta para todo el mundo?

Siento una tremenda emoción, emoción por recuperar la artesanía actualizada como oficio, emoción por contactar con tanta y tanta gente que nos escribe y que les encantan nuestras piezas. Aunque tengo que decir que siento mucha responsabilidad y ponemos todo el esmero en cada replica para que la gente cuando las reciba sienta esa misma emoción.

¿Cuál es la pieza más especial para ti?

¡Qué complicado decidirse cuando cada pieza, cada objeto tiene una historia apasionante detrás! Me mojo y me decanto por la sirena momificada, con su cajita y etiquetas antiguas que nos traslada a un mundo de fabulosas posibilidades e imaginación.

¿Cuál la más difícil de hacer? ¿Qué objetos o criaturas son los más complicados y por qué?

Os puedo contar un poco por encima el proceso para que veáis lo artesano que es todo. Primero modelamos la pieza con todo el cuidado, siempre nos gusta hacer objetos por los que haya pasado el tiempo y no parezcan nuevos. El siguiente paso es hacer moldes sobre la pieza y las reproducciones claro. Pero para los acabados tenemos que ir pieza a pieza, algunas llevan pelo, otras fotografías envejecidas o imitamos distintos materiales con pátinas, pigmentos y pinturas a mano. Sin duda las cabezas reducidas Jíbaro son de las piezas más laboriosas para conseguir ese efecto de piel seca.

¿Y cuál de las que aparecen en la tienda regalarías a un fan del misterio más clásico?

Tenemos replicas de cosas que nunca antes se habían realizado así como los aviones precolombinos, una maravilla. Y no pueden faltar objetos como las calaveras de cristal o los Moais

¿Y a un fan de la arqueología?

Sin duda mi favorito es el Hombre León de Ulm, una pieza con un encanto mágico que perdura en el tiempo, igual de atractivo me resultan los astronautas de la antigüedad o los tan de moda Anunnakis.

¿Y de los ovnis?

Van a disfrutar muchísimo con la vitrina del ser de otro mundo sin duda o con el mismísimo Ser de Atacama, ¡reproducido al mismo tamaño que el original!

¿Y la más tenebrosa? Yo recuerdo algunas tremendas...a lo mejor coincidimos.

Hay objetos un tanto oscuros pero no por eso menos atractivos, Pazuzu tremendo, las cabezas reducidas Jíbaro o el contenedor de espíritus sin duda. Pero personalmente la mirada de los Dogu japoneses me inquieta.

¿Qué objeto creado por ti no aconsejarías tener en casa…?

Desde siempre me ha llamado la atención poderosamente el mundo de las máscaras, como elemento artístico y como objeto de poder ancestral unido a ritos y misterios. Nosotros las recreamos a una escala más pequeña, aun así la máscara Lukwakongo no la voy a tener por casa.

¿Qué pieza te encantaría crear y aún no te he pedido?

¡Hay miles! Literalmente esto es la Historia de la Humanidad a través de objetos, como escultor y enamorado del arte me fascina y es una gran oportunidad para revisitar viejos conocidos. Egipto sin duda será de las siguientes en la tienda. Pero lo que me entusiasma en el programa es descubrir contigo cada semana una nueva historia, ¡esa es la emoción no saber cual será la siguiente!

Es cierto que en la tienda va a haber 'Grandes Obras'? ¿Cómo cuáles? ¿Serán por pedido al ser piezas únicas?

La tienda nace con la idea de quedarse, tenemos muchas novedades esperando como la impresión en 3D, pero sin duda me apetece muchísimo abrir el apartado de "Grandes Obras". Por su complejidad las realizaremos bajo pedido, unos 15 días, y serán series limitadas y seriadas. Podemos desvelar alguna como el relieve de Lilith o un visitante de las estrellas muy especial.

Te has convertido en un artista único. ¿Desde cuándo estás creando estas piezas alucinantes y únicas?

Muchas gracias por el cumplido Iker, tengo que enseñarte los dibujos que hacía de pequeño, naves voladoras, monstruos y planetas imposibles!! Me sigo sorprendiendo al verlos la verdad. Me imagino que una de las claves de hacer todo este universo es el no haber desistido, trabajar mucho y muchas horas, días y años con la ilusión de siempre. A veces obras grandes a veces pequeñas, unas muy conocidas y otras que sólo tienen los amigos pero todas con esa ilusión con la que pintaba de pequeño.

¿Qué hace falta para captar la esencia de cada creación? ¿Hay que amar el misterio? ¿Cuál es la extraña fórmula?

Tienes que poner pasión, realmente cada pieza me lleva a su universo, a su historia y hay que dejarse llevar. Cuando por ejemplo recreé el Hombre de Ulm no dejo de ponerme en situación. ¿Qué motivación tan tremenda y poderosa les llevaría hace 40.000 años a tallar ese ser? ¿cómo lo haría el artesano en aquel momento? Todo te lleva a vivir y disfrutar ese momento.

Prometeo es tu empresa. Tener una y dar trabajo a otros es una actitud heróica. No sé si a veces somos conscientes de ello. Incluso siendo ambos empresarios. ¿Cuántas personas trabajáis y cómo os repartís las labores?

Habitualmente somos cuatro personas en el taller ¡aunque parezca que somos veinte! Pero cada año pasan por aquí estudiantes en prácticas, así que conocemos a mucha gente con nuestras inquietudes artísticas y en ocasiones nos ayudan. Para mi es un honor trabajar duro por todos, esto es un equipo y ponen igual de pasión y empeño que yo. Realmente a todos los que formamos Prometeo nos hace felices este trabajo y para mi eso es fundamental. Mi regla máxima en el taller es que todos hacemos de todo, pero sobre todo lo importante es la pieza final, así que cada uno pone su parte en lo que mejor se le da. Yo no sólo esculpo y pinto, también lijo y doy poliéster.


El laboratorio de Prometeo...¿Cómo definirlo? ¿Es como el almacén de Indiana Jones donde uno puede encontrar todo lo imposible?

Jajaja, siempre quise tener un almacén como el de Indiana Jones, mezclado con la magia del cine o la televisión, y va camino de convertirse en todo un mundo de fantasía imaginación y misterio! mucho misterio.

¿Qué sentiste en la Exposición del año pasado?

Lo primero sorpresa, sorpresa por la repercusión de nuestras creaciones, emoción en estado puro, jamás olvidaré la experiencia, es de esas que te marcan y que te dan impulso para todo. Ahora mismo lo recuerdo todo y se me pone la piel de gallina de lo fabuloso que fue también conocer personalmente y hablar con tantos miles de seguidores.

¿Te fijaste en las caras de los niños viendo las cosas? ¿Percibiste el asombro? ¿Qué siente un artista al ver eso?

¡¡Eso fue lo máximo!! Ver la cara de asombro, de maravilla. Es imposible de describir pero se notaba que la imaginación de esos niños estaba disparada y se les veía felices. Para mi eso es impagable, despertar cosas e inquietudes en la nueva generación que tiene el futuro en sus manos. ¡Único de veras!

Dicen que pido las cosas con demasiado poco tiempo...una leyenda urbana, claro. ¿Recuerdas algún encargo al que llegaste por los pelos?

Esto claramente es un mito de la Nave si, jeje. Pero lo entiendo, porque ¿cómo vamos a planear un tema que surge con tanto tiempo de margen? un tema maravilloso y único, ¡¡hay que hacerlo ya!! sino pierde fuerza. Creo que los dos somos igual de pasionales en ese sentido, y cuando me mandáis el siguiente encargo dejo todo y ¡¡ardo en deseos de ponerme a modelar!! No puedo tener un objeto en la cabeza que estoy deseando empezar y tener que esperar, se marchita.

¡Pues con más de uno hemos llegado por los pelos la verdad! ¡pero el reto de hacer una escultura de Abraham Lincoln de dos metros y medio en cuatro días fue espectacular!

Me preocupaba que se pareciera pues es una imagen muy iconografíca que todos hemos visto. Al final llegamos a tiempo y fue maravilloso.

¿Qué es para ti “La Nave del Misterio”?

Para mi La Nave del Misterio, todo lo que significa tanto desde el trabajo por dentro como espectador y apasionado por el misterio, es la oportunidad tremenda de pensar De no ser alguien gris sin inquietudes, de ser apasionado, curioso. De preguntarme cosas, tener consciencia de dónde estamos de qué somos y hacia dónde caminamos. No me gustan los caminos ni pensamientos inamovibles, creo que lo que nos hace avanzar es preguntarse cosas, cosas apasionantes, importantes para irnos comprendiendo un poco mejor. Sin duda ese para mi es el gran valor de la Nave, ¡gracias Iker por llevarnos de aventura!

ikerjimenez.com